Noticias

A 80 años del primer viaje de Talleres a Paraguay

El próximo 9 de agosto se cumplirán 80 años de nuestra primera visita a Paraguay. En ese entonces, la “T” se metió en la historia del fútbol argentino por haber sido el primer Club del país en visitar territorio paraguayo. La delegación viajó en colectivo hasta Rosario y de allí en barco hasta Asunción.

Este aniversario coincide con la actual presentación que tendrá el Albiazul ante Cerro Porteño en el marco de un nuevo amistoso internacional.

La historia

Talleres armó las valijas para partir rumbo a Paraguay. Catorce años habían pasado de la última excursión de la institución fuera del territorio nacional. En 1924 nuestros colores pisaron césped uruguayo y un año antes ya habían cruzado la cordillera para conocer Chile. La tercer gira del Club tendría un agregado extra: por primera y única vez se viajó en barco rumbo a un país vecino.

El viaje junto a la hinchada

Esta vez el viaje tuvo una singularidad con la que no contaron los dos anteriores: la compañía de “particulares”, así lo informaban los diarios antes de partir el equipo rumbo a Asunción: “A esta delegación se agregarán muchas otras personas que viajarán en carácter particular, teniéndose conocimiento de que hay varias más interesadas en acompañarlas”. Se trata, nada más ni nada menos, que del primer viaje de los colores albiazules al exterior seguidos por sus hinchas.

La excursión fue sencilla: colectivo a Rosario y de ahí, a media mañana, embarque en el vapor Bruselas. La delegación viajó con recordatorios de todo tipo: el gobernador de la provincia, doctor Amadeo Sabattini, donó una copa con un escudo de oro para que se dispute en torneos extraordinarios durante tres años. Por su parte, el intendente Donato Latella Frías envió un trofeo de plata para disputarse en el encuentro que Talleres jugaría ante la Selección de Paraguay. Hasta la AFA mandó un “gallardete de gran valor” en nombre del fútbol argentino.

Tan importante fue el acontecimiento, que el diario La Voz del Interior embarcó a un periodista para que siguiera las alternativas de la gira. Este contó cobre las “molestias” que sufrieron algunos de los jugadores que nunca habían viajado por agua. Llegaron a Asunción después de tres días, en donde aprovecharon para hacer algunos entrenamientos en los puertos de Reconquista y Barranqueras.

Invicto en tierras paraguayas

La estadía duraría tanto como el recorrido: llegaron el 12 y volvieron el 18 de agosto. Jugaron tres partidos, uno detrás del otro. El 14 empataron 1 a 1 contra Cerro Porteño y el 15 igualaron sin goles ante Olimpia, que era el tricampeón vigente de la primera división paraguaya.

El gran golpe fue en la despedida cuando Talleres venció a la Selección de Paraguay por 2 a 1, después de haber estado abajo por 1 a 0, con goles de Roberto Ortíz y Rafael Catalá. Actuación “consagratoria”, esa fue la palabra elegida para calificar aquel triunfo. “Un timbre de honor”, dijeron con su particular estilo los diarios de la época. Nuevamente era Talleres el embajador del fútbol cordobés, y argentino, en tierras lejanas.

Delegación

Delegados: Francisco Pérez Marcén, Guillermo Alvarez Quiñones.
Entrenador: Eduardo Ponce
Jugadores: Alfonso Paolucci, Alberto Boccamazo, Joaquín Dagatti, Domingo Bertolino, Eliseo Ortiz, Antonio Martín, Eduardo Zárate, Roberto Ortiz, Vicente Galíndez, Rafael Catalá, Miguel Ludueña, Angel Miranda, Pedro Farías, Luis Oviedo, Augusto Ortiz y Celedonio Fernández.