Noticias

En el Día del Escritor, recordamos a Salzano y Filloy

En conmemoración al nacimiento de Leopoldo Lugones, cada 13 de junio se celebra en Argentina el Día del Escritor. Por esa razón, desde Talleres recordamos a uno de los autores favoritos de Córdoba como Daniel Salzano y a Juan Filloy, distinguido escritor nacido en nuestra provincia y socio fundador de la “T”.

Inolvidables palabras que Daniel le dedicó a otro gran Daniel, Willington.

“Hacés grandes esfuerzos pero, por más que lo intentás, no conseguís precisar los detalles más obvios de la gesta.

No te acordás, por ejemplo, si el partido se jugaba a la luz del Sol o de la Luna y tampoco quién era el adversario.

Lo único que recordás con nitidez es que Daniel Willington retrocedió dos pasos, que onduló su pesado perfil de dandi provinciano y que en el mismo instante en que pateó, levantó los brazos como un emperador y saludó por anticipado en dirección a la tribuna popular.

Sacudida por una descarga eléctrica, cuya intensidad hubiera servido para nivelar el déficit de Epec, la pelota recorrió los 40 metros que la separaban del arco, atravesó con la gracia de un delfín la línea que separa la gloria del fracaso y, al clavarse en el rincón de las arañas, desencadenó un huracán de fuegos artificiales.

Desde entonces, en el mundo han triunfado revoluciones y golpes de Estado, han entrado en erupción volcanes fabulosos y han caído vastos imperios con todo lo clavado y lo plantado. El gol de Daniel Willington, sin embargo, continúa siendo eterno.

Lo corrobora una encuesta publicada por el diario, una encuesta empeñada en determinar cuál ha sido en la historia de la ciudad su deportista más iluminado. El resultado no ofrece dudas. Primero, Willington; después, nadie. Y después, nuevamente Daniel Willington”.

El gol de Daniel Willington, sin embargo, continúa siendo eterno”.

En realidad, no somos otra cosa que un conjunto de perfumes, sensaciones y recuerdos y la única verdad que prevalece es la música de las palabras al evocar un gol que seguramente comenzó a gestarse hace miles de años, cuando Homero decía que a los dioses tanto se llegaba a través de la oración como siguiendo el vuelo de la flecha de un atleta.

Filloy y la Biblioteca Popular Vélez Sarsfield

Testigo no sólo de las primeras reuniones fundacionales sino también de los primeros pasos de la institución, en 1998 Juan Filloy le dejó al periodista Gustavo FarÍas una reseña de las charlas que dieron origen a Talleres.

“Mi padre tenía un almacén en la calle Catamarca esquina dos, de la antigua nomenclatura, a una cuadra de donde funcionaba la Biblioteca Popular Vélez Sársfield. Desde muy chico concurría a ella para leer los diarios y revistas y cuando cumplí 11 años, me convertí en bibliotecario ad honorem de la misma. Las autoridades prestaban sus amplios salones para las reuniones de los distintos clubes y entre ellos, hubo una comisión de ingleses que en una de esas sesiones, allá por el año 1913, dejó establecida la fundación del Club Talleres Central Córdoba”.