¡Hasta siempre Maestro!

En la mañana de hoy, falleció uno de los técnicos cordobeses más importantes para la historia del fútbol Argentino. A los 86 años, tras una afección pulmonar, falleció Carlos Timoteo Griguol. Personalidad reconocida por sus valores innegociables, con alma de docente y un gran perfil formador, Timoteo ha dejado un legado en nuestro fútbol difícil de encontrar e imposible de olvidar.

Todo el pueblo Albiazul lamenta su pérdida y acompaña a toda su familia y amigos en este difícil momento. ¡Hasta siempre Maestro!

Los pasos de Griguol
Timoteo nació en Córdoba el 4 de septiembre de 1934. Debutó a los 15 años en primera de Las Palmas. A los 23 años fue transferido para jugar en Atlanta, Club de Villa Crespo, y luego vistió la camiseta de Rosario Central.

Tras su retiro comenzó trabajando en las divisiones inferiores de El Canalla, hasta 1973 que se hizo cargo del primer equipo rosarino. Es mismo año se consagró campeón del Campeonato Nacional y, un año después, ganó la Liguilla pre-Libertadores y en 1975 alcanzó la semifinal de la Copa.

Griguol se transformó en ídolo en Ferrocarril Oeste, cuando durante su estadía como técnico, tuvo la posibilidad de obtener dos títulos nacionales (1982 y 1984). Mientras que en Gimnasia de La Plata, obtuvo tres subcampeonatos (1995, 1996 y 1998)

Timoteo dirigió además Kimberley de Mar del Plata, Tecos de Guadalajara, Real Betis y Unión.

Se fue uno de los personajes más queridos de nuestro fútbol. Valores, palabra, capacidad formadora y un maestro de la vida.

Buen viaje Maestro. ¡El fútbol ya te extraña!

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email